LA ESTRUCTURA ORGANIZATIVA EFECTIVA PARA LA PYME (Parte I)

LA ESTRUCTURA ORGANIZATIVA EFECTIVA PARA LA PYME (Parte I)

No existe una única manera de estructurar una organización, pero sí es fundamental que para que sea efectiva debe tener en consideración su estrategia, sus procesos y actividades, y las personas que llevaran a cabo todo ello con la meta de conseguir sus objetivos. En el entorno en constante cambio en el que vivimos, añadiendo además los altos grados de complejidad e incertidumbre del entorno, conseguir una estructura organizativa que sea eficaz y eficiente en la pyme, será uno de los componentes fundamentales de su camino hacia el éxito.

A través del presente artículo, identificaremos y analizaremos los elementos clave que deben conformar una estructura organizativa, entorno a la estrategia, los actividades y procesos, y las personas que los desarrollan, así como las consecuencias que se derivan de la misma.

  1. La visión y la estrategia para el éxito.

Es necesario que exista una coherencia entre la visión y su estrategia para crecer por un lado, y la organización que la soporta por otro. Las soluciones incoherentes pueden dificultar el crecimiento y el desarrollo de las ideas de negocio o incluso pueden condenarlas al fracaso.

La visión siempre nace de una idea de negocio, normalmente en la mente de muy pocas personas, o incluso de una sola. Para que esa visión se convierta en realidad en primer lugar debe ser comunicada y compartida, no puede quedarse solamente en quienes la concibieron. El líder o los líderes deben ser capaces de transmitir esa visión y explicar qué pretenden conseguir con ella, tienen que hacer partícipes a otros de una historia al mismo tiempo ambiciosa y factible.

Para conseguir la visión, las empresas desarrollan estrategias de diferente naturaleza, que deben ser coherentes con la visión y estar a su servicio. Periódicamente las estrategias se revisan y se afinan, en función de los cambios en el entorno y siempre con el objetivo de alcanzar la visión.

Para llevar a cabo las estrategias las empresas diseñan estructuras organizativas y en ellas ponen a personas a trabajar. Acertar con la arquitectura organizativa y con las personas adecuadas es uno de los grandes retos que han de afrontar, ya que está demostrado que no es en la definición de las estrategias en donde se gestan los fracasos, sino en la ejecución de las mismas, que pasa por la organización y por las personas.

  1. La cadena de valor: aterrizando la visión y la estrategia.

El concepto de cadena de valor permite describir el desarrollo de las actividades de una organización empresarial generadora de valor para la sociedad, el mercado y el cliente final usuario.

Una cadena de valor determina las actividades empresariales en forma de procesos que podríamos agrupar en tres bloques diferentes:

  • Actividades operacionales, relacionadas directamente con la propuesta de valor al cliente. Son aquellas de las cuales la empresa va a obtener sus ventajas competitivas, y por tanto son las actividades en las que la empresa debe ser excelente, si quiere mantener y aumentar dichas ventajas.
  • Actividades de apoyo, que proporcionan acciones de soporte a corto plazo a las actividades primarias. Normalmente tienen una importante incidencia en la percepción de valor del cliente, pero no generan las verdaderas ventajas competitivas. Digamos que en ellas la empresa debe ser, sobre todo, eficiente.
  • Actividades estratégicas, son aquellas que diseñan, establecen y apoyan a largo plazo a las actividades operacionales. Normalmente no van a incidir directamente en la percepción de valor del cliente, pero pueden suponer a largo plazo una ventaja competitiva si han sido correctamente definidas y ejecutadas.

El principio de la cadena de valor es útil a la hora de configurar una organización, pues es importante asumir que es imposible ser bueno en todo y atraer a los mejores profesionales en todos los ámbitos funcionales. Hay que ser excelente en las actividades operacionales y hay que construir la organización pensando en ello, mientras que las actividades de apoyo y estratégicas deben organizarse pensando que varias de ellas se pueden subcontratar, y sabiendo que no vamos a alcanzar el grado de excelencia que necesitamos en las funciones operacionales, aunque si en continua progresión de mejora para aportar valor interno al cliente externo.

  1. La estructura organizativa.

En ocasiones las empresas solo entienden como estructura organizativa su organigrama, pero éste en muchas ocasiones no deja de ser una representación gráfica del poder y su jerarquía dentro de una empresa.

Sin embargo, el concepto de estructura organizativa es mucho más amplio, y parte de una reflexión del negocio y de la cadena de valor para proporcionar un marco de organización del trabajo estable y coherente. El concepto implica, no solamente la organización del trabajo en sí, sino también las características de las personas, competencias necesarias,  que tendrán éxito en dicha organización, y los sistemas de gestión que mejor se adaptarán a ella. En definitiva, la estructura organizativa es el ecosistema que permite a la empresa llevar a cabo con éxito su visión de negocio.

En la segunda parte de este artículo, explicaremos los distintos modelos de estructura organizativa que existen en las diferentes organizaciones. Allí también veremos cuales son sus principales ventajas e inconvenientes de cada una de ellas.

Las ventajas de externalizar a través de Heras Consulting las necesidades de gestión profesionalizada son las que siguen :

  • Profesionales con dilatada experiencia, amplios conocimientos, y habilidades directivas, capaces de gestionar proyectos de cambio empresarial.
  • Reducción de costes fijos y flexibilidad en el desarrollo de los proyectos.
  • Se vence la resistencia al cambio de la mano de directivos con perspectivas independientes.
  • Liberación de recursos y esfuerzos que se centran en el corazón de la actividad del negocio.
  • Adaptación e inmediatez a las necesidades temporales.
  • Refuerza la capacidad de ejecución del empresario, o equipo directivo actual, a través de la transferencia programada del conocimiento .
  • Se consiguen rápidamente ventajas competitivas con impacto en resultados.
  • Posibilidad de convertir el servicio en asesoramiento continuo al empresario.

Desde Heras Consulting estamos convencidos que nuestra ayuda proporcionará el valor suficiente para conseguir los objetivos que nos fijemos juntos.

Juan Antonio Heras
Consultor, Auditor, Mentor, Formador
Heras Consulting

Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Más
artículos